sábado, 30 de junio de 2012

'LOS NIÑOS SALVAJES'. Huida hacia el cliché


CRÍTICA DE CINE

'Los niños salvajes' (Patricia Ferreira. España, 2012)

'Los niños salvajes' es cine social y juvenil que narra la historia de tres chicos catalanes de instituto. Aún así, no guarda tanta relación con películas como 'Barrio', de León de Aranoa, sino que está más próxima al nuevo cine catalán de marcado carácter social, como 'Tres días con la familia', de Mar Coll.

La película de Patricia Ferreira nos mete de pleno en el mundo de los personajes llegándolos a conocer plenamente. Esto se convierte en la mejor virtud del filme. Muestra los problemas de cada uno, el mundo en el que viven y las cosas que tienen que soportar día a día. La historia comienza presentando a los personajes uno por uno, lo que bien podrían ser tres cortos de unos siete minutos cada uno. Una buena manera de comenzar la película al ofrecer una descripción precisa de cada protagonista en poco tiempo que enlazará perfectamente con su trama secundaria y aquellas dificultades  a las que ha de enfrentarse cada uno. No deja de ser una historia de huida hacia algún lugar en el que dejen de lado esas preocupaciones, de ahí que toda la primera parte sea tan necesaria para el avance de la trama.

La película peca muchas veces de clichés. Son todo estereotipos de la sociedad y se echa de menos que algunos de estos personajes nos ofrezca algo distinto que no sea 'el profesor cabrón'  o 'el padre mandón'.

Su ritmo es lento, abusa de  planos fijos que lo que consiguen es que la fotografía –al igual que las interpretaciones- se convierta en lo más destacable de la película al saber captar ese mundo triste plagado de soledad. Estos elementos pueden ser correctos, pero el guión responde a las lecciones de aquel profesor de guión que decía “tocas y suena hueco”. Todo queda esbozado, juega a contar varias cosas y acaba por no abarcar ninguna. El buen comienzo se va deshinchando como un globo para llegar a un final que impacta, pero que no por ello es lo más conveniente para la trama.

Últimamente parece que todas las películas tienen  que mostrar que alguien se vuelve loco en esta sociedad decadente, pero sobre todo, en esta película, el clímax final no esta justificado con el resto de la trama. Conviene insistir: no por mostrar un final impactante la película va a mejorar, y más, si ese final no se justifica con el resto de la trama.

JORGE LACASTA ZAPATERO

1 comentario:

  1. Héctor Fernández5 de julio de 2012, 2:29

    Es muy cierto todo lo que pone en el artículo. Demasiados lugares comunes y mucho de "Tres días con la familia". Lo mejor:las interpretaciones. La crítica da en el clavo

    ResponderEliminar