miércoles, 21 de enero de 2015

'THE SALVATION'. En el Oeste se habla danés



 CRÍTICA DE CINE

'The Salvation'  (Kristian Levring. Dinamarca, 2014. 100 minutos)

Un western, de Dinamarca, dirigido por un cineasta que estuvo en el movimiento Dogma y con Eric Cantona en el reparto. Indudable rareza de antemano. ‘The Salvation’ reclama así una oportunidad desde su ya inédita apuesta en lo referente a género y procedencia. Aunque trate de distinguirse, al final se queda corto y no es tan radical ni propugna esa diferencia que su andamiaje prometía. ‘The Salvation’ es un western de género puro y duro, sin aspavientos ni tiempo para el desarrollo, una historia de malos con justificación contra buenos que se presuponen, un intento de hacer en la actualidad un ‘Sin perdón’ eastwoodiano y que no termina de apuntar bien el tiro. 

La apuesta de Kristian Levring roza el naturalismo. El montaje muestra un Oeste casi de postal, con vistas panorámicas que se apoyan en una potente gama cromática. El director quiere deslumbrar en cada plano. Su dirección es ambiciosa y funciona, aunque lo que refleje la cámara no necesite de tanta exhibición de recursos.

‘The Salvation’ tira de origen danés solo al principio, después se constata que es una mera argucia argumental y que poco aporta. Su protagonista es un antiguo soldado de Dinamarca que tras terminar la guerra de la independencia de su país emigra junto a su hermano a Estados Unidos. Tras unos años separados, se prepara para recibir a su mujer e hijo. Es un personaje que no se muestra en el aquí y ahora y del que apenas se deja saber de su pasado que fue un soldado. Interpretado por un hierático Mads Mikkelsen, emprende un sangriento camino de venganza. En este caso no hay redención, solo dolor que aplacar. El problema es que todo sucede demasiado rápido, arrolla y no hay posibilidad de conectar emocionalmente ni con el protagonista ni con su antagonista. Jeffrey Dean Morgan brilla en lo que mejor sabe hacer. Tiene pasado y parece que eso justifica ahora su carácter despiadado. Porque ya solo sabe hacer el mal, y el insano gusto por la violencia desmedida de Levring se beneficia de ello. Si uno requiere de un western violento y que muestre la vileza y corrupción de aquella época, esta producción será de indispensable visionado.

No hay apenas transiciones en ‘The Salvation’ y su clímax es atropellado, como si la tijera le hubiera hecho mella. En contraposición, el personaje que interpreta Eva Green se queda cojo, le faltan más minutos, se necesitan. Y de Eric Cantona poco que decir porque poco o nada aporta más que tirón comercial. Es admirable que desde Dinamarca se apueste por revivir un género en estado comatoso. En España se hizo con ‘Blackthorn’ con más que aceptables resultados y el país nórdico presenta, con la pistola fuera de la funda aunque con el punto de mira un tanto desviado, este largometraje tan peculiar como finalmente estándar.

RAFAEL GONZÁLEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario