lunes, 9 de enero de 2017

'ANIMALES NOCTURNOS'. Disparos sin munición



CRÍTICA DE CINE

'Animales nocturnos' (Tom Ford. Estados Unidos, 2016. 115 minutos)

Todo lo que plantea el nuevo filme de Tom Ford desprende un aroma interesante, pero se queda solo en unas intenciones que no terminan de ser rematadas. El retorno del pasado envuelto en una novela que llega a las manos Susan. Es el texto que ha escrito su ex marido y que le dedica.  La convulsión emocional que recibe la protagonista se entrelaza con lo que acontece en la novela. La alternancia de la vida con la historia de la novela está muy bien planteada y el espectador jamás se desubica en la narración de acontecimientos. Al ser dos historias tan diferentes no se encuentra explicación posible por la que no se haya optado por dos texturas antagónicas. De este modo se acompañaría a lo planteado en la adaptación. Salvo alguna particularidad en la iluminación todo se sitúa al mismo nivel cuando no son la misma realidad. 

La historia de la novela es poderosa y extrema. La interpretación de Michael Shannon sirve para mostrar esa realidad asfixiante de Texas. Jake Gyllenhall da vida a dos personajes: el autor de la novela y su protagonista. Son dos trabajos diferentes y, si bien es cierto que están muy conseguidos los reflejos del autor en el protagonista –hecho que se descubre mediante unos acertados flashbacks-, la interpretación de ese protagonista enfrentado a una odisea vital no posee ni la fuerza ni los matices que tiene al dar vida al escritor. Anticipa demasiadas acciones y reacciones para enmarcarse en una previsibilidad impropia de un actor de su talento. Amy Adams se ha convertido en una actriz imprescindible. Es capaz de conseguir dotar a cada personaje de una entidad significativa. Sin ir más lejos, la insulsa ‘La llegada’ (2016), logra no ser solo una acumulación de tópicos del género gracias a un trabajo repleto de matices.  En ‘Animales nocturnos’ su personaje se asfixia en las heridas del pasado y en una vida que se tambalea. Ya es tarde para todo y esa novela que recibe es una bofetada que le deja sin reacción posible. 

Película, en definitiva, que rehuye de la complejidad y el interés inicial para asentarse en una zona de confort que resta potencial a una muy interesante trama.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario