jueves, 9 de mayo de 2013

'CHICAGO'. Luminosa muestra de teatro


CRÍTICA DE TEATRO

'Chicago'
Autor: Bon Fosse
Adaptación y dirección: Enrique Alba
IES Plaza de la Cruz (Pamplona)

Lo primero que hay que destacar en un montaje como el que ha dirigido Enrique Alba, es su destreza al manejar con soltura a más de veinte actores que campan y bailan por el escenario de un modo cohesionado y sin imprecisiones. ‘Chicago’ es un montaje que ha servido para catapultar al estrellato a directores como Sam Mendes y en el que, sin embargo, otros se han quedado únicamente en la artificiosidad y no han conseguido que el espectáculo fuese algo más que un gran presupuesto. Alba emplea con sutileza cada movimiento de los actores y muestra con creces  un talento basado en un resultado final muy acorde al libreto.

Optar por una serie de biombos sobre el escenario y saber jugar con inteligencia con las transparencias es un acierto en toda regla. El montaje conjuga muy sutilmente la entrega de unos actores que defienden con tesón sus personajes envueltos en  unas deliciosas coreografías que funcionan a la perfección.

El escaso presupuesto con el que han contado los miembros del Taller de Teatro Plaza de la Cruz es otra lección a esos montajes que lo necesitan y derrochan para paliar su falta de talento. En esta ocasión, el talento y el ingenio se muestran unidos por una coordinación que sitúa este montaje a una altura muy digna de verse en un teatro público.

Con ecos a Peter Brook, la puesta en escena está repleta de aciertos en los que el equipo artístico ha sabido manejar el texto que tenían entre manos y hacer de él un divertimento a todas luces. Los ambientes que se generan sitúan al espectador en su lugar y moldean su ánimo sin tener que recurrir a fuegos de artificio.

Cabe destacar a todo el equipo técnico y artístico por demostrar que hacer teatro muy pocas veces tiene que ver con grandes presupuestos.
 
ANDREAS WINKELMAN

No hay comentarios:

Publicar un comentario