miércoles, 2 de julio de 2014

'LIMBO'. Agustín Fernández Mallo


 
CRÍTICA LITERARIA

'Limbo'
Autor: Agustín Fernández Mallo
Editorial: Alfaguara
Año: 2014
Páginas: 214



OTRA NOVELA MODERNA

Un viaje por el desierto en busca del fin del sonido, la historia de una joven secuestrada contada por ella misma, dos músicos que viajan desde Mallorca al norte de Francia dispuestos a grabar su primer disco encerrados en un Château, el físico alemán Heisenberg y su relación con el criminal nazi Mengele. Historias en red que se cruzan y se interrelacionan. Personajes conectados que permanecen en constante búsqueda.

Limbo supone la quinta novela de Fernández Mallo, tras el éxito de su 'trilogía' de Nocilla y la retirada El hacedor(de Borges). Remake. Y aunque se puede observar una continuidad con la poética de las anteriores obras- fragmentos, interrelaciones, casualidades, la mezcla de la alta cultura con lo popular, por citar algunos aspectos- aquí hay un intento por dotar de una cierta linealidad narrativa y por cerrar las historias, aunque no lo consiga del todo. Y si en Nocilla este recurso podía resultar beneficioso, aquí es una falla.

El principio de incertidumbre de Heisenberg establece la naturaleza de los procesos atendiendo únicamente a los estados iniciales y finales de estos, desechando lo que sucede en el medio. Y es en esos estados medios en los que se centra Mallo, en esa especie de limbo dónde aún no se es pero tampoco se ha dejado de ser, ese tiempo donde se toman las decisiones, se descartan opciones y pudiera parecer, ingenuamente, que uno sabe por dónde se mueve dentro de esa incertidumbre momentánea.

Mallo presenta a unos personajes en permanente búsqueda, siempre a punto de descubrir algo, haciendo equilibrios en la intuición, personajes que se completan en la visión entrecuzadas de los otros. Protagonistas de historias inquietantes, el malestar del detalle que no cuadra, el milímetro de diferencia al repetir la medida.

La novela juega a la multiplicidad de voces, de escenarios, a la confusión entre lo que existe y lo que ya no es, a presentar una realidad desenfocada. Consigue algunos pasajes bastante buenos y, aunque en un principio la historia es sugerente, a medida que avanza comienzan esas pequeña molestias, esa inquietud de que algo no cuadra.

Toda esa realidad desenfocada, esas historias inquietantes, no consiguen su objetivo, más bien se ven como un ejercicio de estilo, como un ejercicio literario. Las casualidades parecen a veces demasiado forzadas y el puzzle no termina de encajar. Las referencias culturales, la mezcla entre alta cultura y la popular, llega a hastiar y a restar credibilidad a unos personajes  tan cultos  todos. Da la impresión que no son ellos los que hablan sino el autor, que ha tirado de repertorio, lo que hace que estos personajes se igualen y aplanen, casi sin ningún tipo de evolución.

En definitiva, un ejercicio de estilo, de uso correcto de los recursos literarios para estar a la última en las secciones culturales, con algunos momentos destacables, pero que en general no termina de cuajar ni de interesar.  

BENJAMÍN JIMÉNEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario