miércoles, 27 de agosto de 2014

'ESCARNIO'. Coradino Vega



CRÍTICA LITERARIA

'Escarnio'
Autor: Coradino Vega
Editorial: Caballo de Troya
Páginas: 141
Año: 2014


El fascinante debut de Coradino Vega con ‘El hijo del futbolista’ anunció a un escritor prometedor. En su  primera novela retrataba con habilidad todo lo acontecido en la vida de Martino a lo largo de una parte del año 1992  en un pequeño pueblo a la vera de las minas de Riotinto. Era el año en el que debía escoger un futuro y, en realidad, no  estaba convencido de nada. El personaje – del que se conoce su entorno, sus amigos o su amor- vivía en una duda constante y sus inquietudes se veían contaminadas por el miedo a equivocarse.

‘Escarnio’ es una especie de continuación protagonizada por otros personajes que bien podrían ser los mismos. Transcurre en 1994 cuando Carlos, el protagonista, se traslada a Madrid para cursar segundo de Derecho y residir en un colegio mayor. Las dudas continúan y las decisiones se asumen aunque existan demasiados interrogantes personales dejados al tiempo para que este solucione acontecimientos. El miedo a la decepción persiste mezclado con ciertos chantajes morales acerca de los esfuerzos de los progenitores. Sueños ajenos, promesas, miedos, deseos, juegos intelectuales, lecturas, más miedos, más decepciones y entre todo, la fogosidad carnal de instantes.

La historia comienza con muy buen pulso aunque hay que anotar imprecisiones en lo relacionado con las asignaturas de Derecho. Según el plan de estudios de 1953 –el que cursa Carlos - el primer curso solo tenía cuatro asignaturas y no cinco y en segundo no se cursa Derecho Internacional. Conviene añadir que en ocasiones los diálogos resultan poco naturales y pecan de cierta artificiosidad.

La nueva vida de Carlos en el colegio mayor y en la universidad posee un interés desigual. Vega se vuelve demasiado pretencioso e intenta conjugar diferentes referencias reales y políticas e integrarlas en ese descubrimiento pasional que el protagonista experimenta, pero la mezcla no combina bien por quedar en el aire su propuesta. Si para las partes íntimas el autor consigue generar ambientes cálidos y sinceros, en lo referido a sus diferencias en el colegio mayor y la inclusión de elementos políticos quedan demasiado vacíos y faltos de continuidad. El ritmo de la novela es desigual y no consigue levantar el vuelo porque no abarca tanto como pretende y los personajes más secundarios como los padres, Ainara y el profesor Torres- Navarro quedan desdibujados. El esbozo en esta ocasión es insuficiente por todo lo que se anuncia.

Coradino Vega es un escritor con talento que ha tenido un pequeño revés con su segunda novela. Su siguiente proyecto es esperado para constatar nuevamente su potencial.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario