jueves, 25 de septiembre de 2014

'LA TRANSMIGRACIÓN DE LOS CUERPOS'. Yuri Herrera


 

CRÍTICA LITERARIA

'La transmigración de los cuerpos'
Autor: Yuri Herrera
Editorial: Periférica
Páginas: 134
Año: 2013



SALVAJE, PALPABLE E INQUIETANTE

La tercera novela del mexicano Yuri Herrera es un juego de epidemias, encuentros, muerte y golpes. Las primeras cincuenta páginas descargan un potencial literario que conecta con esas imágenes que Herrera describe con  precisión y asfixia. Su comienzo cargado de una lascivia insinuante atrapa al lector en esas reglas sin límite en las que el protagonista, el Alfaqueque, se desenvuelve como pez en el agua.

La muerte acaricia cada página con una guadaña que no admite segundas oportunidades. La vida no vale nada, cualquier paso puede ser el último, no digamos si a eso se une una epidemia sobre la que no hay explicación posible. Yuri Herrera escribe sin esconderse del habla local, y lo potencia con diálogos tan palpables como bien escritos para describir esas calles contaminadas en las que impulsa una historia en la que las casualidades –nunca sin fundamento- cobran un protagonismo crucial para la resolución.

Las investigaciones, las peleas, los atropellos, los golpes a traición, las confesiones y de nuevo las tristes coincidencias. Que la muerte obre según sus circunstancias tiene mala acogida en una sociedad que no entiende de casualidades. A modo de trama cambiante, el escritor mexicano mide los tempos con precisión. Moldea ese destino de cada personaje en un mundo oscuro y con esperanzas estériles. No todo lo que describe Herrera es cruento, o si lo es, es capaz de emplear poesía, fundamentalmente si está La tres veces rubia. Soberbias son las descripciones de los encuentros sexuales con este personaje, como en la página 23: "qué es eso de mirarse a los ojos como si ya nos hubiésemos hecho daño". Existen los impulsos, los celos, el deseo, el miedo y lo real, que en no pocas ocasiones cuesta asumir que existe.

La galería de personajes que deambulan por una historia que muta hacia lo palpable está correctamente elaborada. Por poco que pueda salir alguno de ellos, el lector siempre tiene claro cuál es el rol de esa persona, que evidentemente, siempre está al límite de la existencia. La tres veces rubia, Delfín, Ñándertal, la Ñora, la Muñe…  tienen empaque cinematográfico. No sería de extrañar que ‘La transmigración de los cuerpos’ pudiese dar el salto a la gran pantalla, porque como se viene comprobando, el celuloide necesita de estas historias bien escritas, que respiran la polución del ser humano y que no buscan el agrado gratuito.

La resolución no deja de ser sorprendente por el escaso efecto de sorpresa que busca. Todo en apariencia insinúa una trama tan turbia como las escenas que describe, pero al evolucionar la historia, se asiste a un capítulo más de esos avatares del día a día. Yuri Herrera es muy bueno y ‘La transmigración de los cuerpos’ es una novela notable.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario