lunes, 23 de marzo de 2015

'EL VIAJE A PIE DE JOHANN SEBASTIAN'. Carlos Pardo


 

CRÍTICA LITERARIA

'El viaje a pie de Johann Sebastian'
Autor: Carlos Pardo
Editorial: Periférica
Páginas: 240

 

LA FAMILIA, ESE PARADIGMA DEL SER

Carlos Pardo ha escrito una novela tan peculiar como interesante. Llamarla novela es un hecho valiente, pero ¿acaso no lo es? Las reflexiones a las que somete el escritor al lector abren esa ventana osada que supone la radiografía íntima. La vida de un yo que se llama Carlos Pardo, su familia, su novia, sus disyuntivas y sus diferentes diatribas.  La búsqueda de lazos sociales por medio de ese 'yo' enfrenta a esa primera persona con la realidad de una especie de fracaso social que es la actualidad. Pardo llama a las cosas por su nombre en ese enjambre familiar que desmenuza sin olvidar cierta decadencia, poseída por un egoísmo y una envidia que priman con deliciosa armonía en varias partes del libro.

El escritor madrileño es sutil al hablar de libros y autores nada baladíes como ‘Los asiáticos’ de Frederik Prokosh, ‘Infancia’ de Nathalie Sarraute o ‘Los hermanos Tanner’ de Walser. Nada es por azar, todo es preciso al igual que las piezas de música clásica o las discusiones sobre el maestro Solti. Esto sirve para conocer algo más a esos personajes que no son comunes aunque jueguen a serlo.  Todo en esa familia está mezclado: los sentimientos, el rencor, el egoísmo, cierta frustración, la rabia y el caminar hacia ninguna parte disfrazada de objetivo.

La parte titulada ‘El viaje  a pie de Johann Sebastian’ es absolutamente brillante. Su ingenio al narrar ese viaje del músico en busca de ser alguien está perfectamente estructurado y demuestra el portento que es Carlo Pardo. La realidad es que toda la novela es un viaje, en ocasiones para delante y en otras para atrás, pero todo supone un avance sin freno. La similitud de la búsqueda del joven Johann y el no tan joven Carlos es evidente, aunque la diferencia es la concreción o más bien el camino enfocado de Johann Sebastian y la eterna peregrinación hacia objetivos claros de un Carlos contaminado por la desolación política y social de un país en esa caída libre camuflada.

Las siete partes en que está dividida  la novela en ocasiones están poco cohesionadas, lo que hace que su conjunto no sea tan redondo como se enunciaba. Cierto es que como bien se expone en la parte final, algunas páginas han formado parte de libros conjuntos y contaminan ligeramente un objetivo exquisitamente planteado.

Carlos Pardo es un escritor sobresaliente, en búsqueda de un objetivo claro y ‘El viaje a pie de Johann Sebastian’ es un disparo a las inmediaciones del centro de la diana.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario