viernes, 17 de abril de 2015

'SUEÑOS DE TRENES'. Denis Johnson





CRÍTICA LITERARIA

'Sueños de trenes'
Autor: Denis Johnson
Editorial: Literatura Random House
Páginas: 137



TALENTO SOBRE RAÍLES

A mi abuelo Antonio, ferroviario, in memoriam

Novela fascinante, portentosa, delicada, lacerante, apasionada, cruenta, realista. Denis Johnson ha perpetrado un texto sin fisura alguna. La trayectoria del escritor nacido en Munich –aunque norteamericano a todas luces-  le ha situado de modo indiscutible como una de las primeras figuras del panorama literario mundial.

Su prosa concisa y penetrante es capaz de transmitir en cada frase ese estado interior que lleva al personaje protagonista, Robert Grainer, a descubrir  la crudeza del día a día, que crece al compás de unos raíles que avanzan sin freno hacia ese porvenir que en no pocas ocasiones está contaminado por un dolor inolvidable. 

Resulta curioso que ‘Sueños de trenes’ fuese publicado por entregas en la revista The Paris Review en 2002 para posteriormente convertirse en libro en 2011. Su estructura, estilo y  sus diferentes digresiones se ajustan a la perfección al engranaje de ambos formatos. El Oeste, el ferrocarril, el dolor, la lucha, el recuerdo, el avance, el retroceso, vagones, futuro, pasado, construcción, deconstrucción, sueños, más realidad y entereza desde la nada. Johnson consigue articular una historia de idas, caídas y amaneceres oscuros con una claridad y un talento descomunal. 

La tragedia y la lucha se alían en esa subsistencia. ¿Qué queda cuando se ha perdido todo? Abrir los ojos y volver a empezar para no quedarse parado en esa nada que envuelve la razón. Ese crecimiento personal de un protagonista tan íntegro como cada frase construida no busca ninguna moraleja, nada es juzgado, simplemente es expuesto. No hay esperanza, cobra cierta importancia el estar vivo sin esperar nada de quien te lo ha arrebatado todo envuelto en forma de catástrofe, pero al que necesitas para sobrevivir. 

Denis Johnson no busca con su prosa un lucimiento basado en el artificio. Pule cada acción y es capaz de condesar en una línea todo un entramado en sí mismo sin que el lector se desubique. Hay una crudeza que puede llevar a Cormac McCarthy, pero siempre prolifera esa humanidad que renace en eterna búsqueda camuflada de esperanza.

‘Sueños de trenes’ es una apuesta desbordante, una novela crucial de un autor indispensable.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario