miércoles, 13 de enero de 2016

'A-CREEDORES'. ¿¿??


CRÍTICA DE TEATRO

'A-Creedores'
Texto: Basada en 'Acreedores', de August Strindberg
Dirección: Claudia Faci
Teatro Pradillo (Madrid)

¿Por qué utilizar un texto de Strindberg para no hacer nada, o muy poco relacionado con el mismo? La propuesta de Claudia Faci se limita a un escenario con una aparente barra de bar y dos mesas, una con botellas de agua y otra sin nada.  De fondo se escucha la obra de Strindberg mientras los actores bailan, se desnudan, se lavan, depilan, visten o se tumban. Un personaje del público sirve para dinamizar algo el asunto y que uno de los actores hable y se tome una copa con él. El espectador escucha ‘Acreedores’, pero no como si fuese teatro radiofónico, sino como algo que está ahí, sin aportar o sin saber fundirse con la apuesta escénica.

El trabajo corporal es dinámico, ¿pero hacia dónde va? Es quizá el grito desgarrador de Fernanda Orazi lo más emotivo de un espectáculo que parece ir a la deriva en todo momento. El juego metaficcional de diferentes escenas en las que se reincide en romper la cuarta pared no deja de ser vacuo. ¿Qué aporta? En determinados momentos la aparición de un guitarrista, algún personaje que deambula por el escenario o la salida de los espectadores sirven para constatar una ausencia aún más notable de rumbo en la propuesta. Muy bonitas las canciones que interpretan ¿pero, por qué están? El discurso de Faci llegando al final de la obra no deja de ser un contrasentido evidente. Cuenta el final del espectáculo a los espectadores para dejar claro que no van a optar por el camino del dramaturgo sueco, pero esto no deja de ser un juego más porque la grabación que se escucha a lo largo de la obra termina con el final escrito por Strindberg.

‘A-creedores’ es posible que juegue a ser un homenaje a las vanguardias del siglo pasado, sin embargo, su propuesta queda desinflada en la actualidad y se pierde en una duración elevadísima,

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ


No hay comentarios:

Publicar un comentario