domingo, 3 de enero de 2016

LO MEJOR DE 2015. TEATRO (I)

En desorden, aquí una lista de lo masticado en 2015 por los integrantes de La Carcoma relacionado con el teatro, balance desesperanzador en todo caso. 

'Cena de pájaros', de Cristina Peregrina (Los Hedonistas): La comida envasada y adornada de tal forma que no remita en ningún caso al animal muerto. El tanatorio aséptico y la muerte como tema tabú. El nuevo montaje de Los Hedonistas continua con su apuesta por lo postdramático y la búsqueda nuevas formas escénicas a través de lo poético y lo perfomático. Pavos, huevos fritos, una procesión con un andamio, elementos con los que juega para hablar de una sociedad cada vez más escindida de la vida y que trata de ocultar la muerte a través de lo artificial y la acumulación.

'Mi relación con la comida', de Angélica Liddell (El Buco Producciones): Texto honesto, descarnado e hiriente. Montaje acertado en su propuesta escénica, aunque su duración es algo elevada. Magnífica obra en la que Esperanza Pedreño brilla.

'El silencioso pasar de los días', de Manuel Jesús Luis Rodríguez (ARA2 Teatro): Con Beckett a la cabeza la compañía ARA2 realiza una puesta original gozosamente interpretada en el que los protagonistas bucean en un absurdo inteligente. Montaje original a la par que arriesgado. 

'Cuando todos pensaban que habíamos desaparecido', de Vaca 35 Teatro en Grupo: Los actores cocinan en directo: los olores, los sonidos y los recuerdos. A partir  de cada comida que prepara el actor se reivindica la memoria, la transmisión de esta como necesidad para construir una narración propia, una memoria que vaya de lo personal a lo colectivo. Teatro documento, teatro testimonio, teatro de máscaras o teatro sensitivo. Reivindicación de la memoria de los humildes a través de un juego entre la ficción y lo real, jugando con las fronteras del espacio teatral.

'Juana, la reina que no quiso reinar', de Jesús Carazo (Histrión Teatro):  La Juana que interpreta Gema Matarranz es un trabajo desbordante en un montaje que roza la perfección, extraordinariamente hilvanado. Un triunfo mas para una compañía de sólida trayectoria como Histrión Teatro y que no decepciona. 

'La bella de Amherst', de Emily Dickinson (Teatro Guindalera): El viaje poético que traza esta obra es tan dinámico como estremecedor. Radiografiar a Emily Dickinson se logra sin caer en un didactismo fácil. Todo esta recitado con elegancia y humanidad. El teatro realizado en la Guindalera vuelve a demostrar que es brillante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario