domingo, 7 de febrero de 2016

'LOS ODIOSOS OCHO'. Nieve, sangre y más nieve


CRÍTICA DE CINE

'Los odiosos ocho' (Quentin Tarantino. Estados Unidos, 2015. 167 minutos)

El excéntrico Tarantino nos presenta su octava película (que aparece incluso en los títulos de crédito) y no es nada más y nada menos que un western. No hay desiertos ni duelos al atardecer, solo nieve, nieve y sangre. Con un toque teatral, Tarantino junta en una posada a varios personajes con motivaciones bien distintas y deja que el engaño y las suposiciones se apoderen al espectador.

La historia parte de una trama sencilla. Los diálogos ácidos y cómicos, propios del director, son pieza fundamental de la película. Aunque a veces peca de abundancia, dando lugar a momentos de recargadas conversaciones que no hacen avanzar la trama. Con cierto aroma a otras películas suyas como 'Reservoir dogs', Tarantino logra escenas de verdadera tensión al confrontarse los intereses de los protagonistas. 

Tarantino logra con su dirección manejar perfectamente el tiempo de las escenas clave de la película. Vale de ejemplo la escena que mantienen Samuel L. Jackson y Bruce Dern, la cual es una de las mejores de la película. Destacar entre todo el elenco el papel de Bruce Dern, el cual borda su personaje y lo convierte en el centro de todo este teatrillo. Por otro lado, la voz en off te saca completamente de la película, dando explicaciones totalmente innecesarias que el espectador ya ha descubierto por si solo. 

El montaje tiene un defecto muy sencillo, el metraje. Es una película con una trama bastante sencilla para que se extienda tanto. Sobra bastante parte de lo que podíamos llamar prólogo. Demasiada presentación de personajes y aportación de conversaciones que podrían durar menos y contar lo mismo. Buena fotografía a cargo de Robert Richardson, que consigue plasmar ese paisaje desangelado y frío donde transcurre la acción. Y no hay que olvidarse de otro de los puntos fuertes de la película: la banda sonora. A cargo del espléndido Ennio Morricone, la BSO esta compuesta con toques de película de western clásicas pero con matices modernos, adaptadas a estos nuevos tiempos.

Según dijo Tarantino, solo iba a hacer diez películas. Puede ser un método de publicitarse ya que aparece hasta en el título que es su octava película, pero si es fiel a sus palabras solo le quedan dos más. 'Los odiosos ocho' es una buena película que tiene mucho más de western que 'Django', pero aun así esperamos más del director de 'Pulp Fiction' o 'Malditos Bastardos'. Si solo le quedan dos películas esperemos que todavía nos guarde alguna sorpresa…

JORGE LACASTA

No hay comentarios:

Publicar un comentario