domingo, 27 de marzo de 2016

'LA ABDUCCIÓN DE LUIS GUZMÁN'. Armas sin cicatrizar


CRÍTICA DE TEATRO

'La abducción de Luis Guzmán'
Autor y dirección: Pablo Remón
La Abducción Producciones
Teatro del Barrio (Madrid)

El texto ágil, fresco e interesante de Pablo Remón, se ve tristemente ensombrecido  por una resolución carente de fuerza. Toda la exposición de lo que acontece es correcta, pero los temas enunciados y esa aparente incógnita que rodea lo que subyace por debajo del propio texto no se potencia.

La enfermedad mental, la perdida, la asfixia, la incógnita, la bebida, los sueños, el futuro y el regreso, Carl Sagan, secretos de un matrimonio y repugnancia por el origen de uno. Todo ello se esboza pero quedan demasiados puntos suspensivos que solo sugieren poco arrojo autoral. Remón tira por el camino más sencillo, no se profundiza en esos espacios emocionales sugeridos y todo termina fundamentándose en unas interpretaciones coherentes. El equipo actoral defiende sus roles y Francisco Reyes consigue una interpretación sumamente efectiva. Se convierte en ese eje sobre el que todo transcurre siendo y capaz de imprimir pulsión desde un posicionamiento en el que el hieratismo es un aliado.

La escenografía al igual que la iluminación se ensamblan correctamente para ser ese fiel reflejo de un lugar opresivo de provincia. ‘La abducción de Luis Guzmán’ plantea interrogantes que se ahogan en ese desarrollo comedido. Montaje divertido pero exento de una vitalidad crucial para haber podido dar un golpe de mesa y no quedarse en algo que solo sugiere lo que se esfuma.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario