martes, 5 de julio de 2016

'1944'. Interés al congelador



CRÍTICA DE CINE

'1944' (Elmo Nüganen. Estonia, 2015. 100 minutos)

A ‘1944’ se le nota desde su inicio ese afán por transcender, dejar poso, convertirse en esa gran película bélica que toda cinematografía de un país pequeño debe poseer, y más todavía si arrastra en su pasado una historia de ocupación y posterior sufrida independencia. Arranca la película con una larga secuencia de guerra de trincheras, con banda sonora épica y ralentizaciones, para dejar claras las elevadas aspiraciones de una película que, por otra parte, se han visto ratificadas con logros como la nominación a los Oscar y la proyección en foros internacionales de relieve. Es una certeza el interés histórico que emana de lo narrado, por desconocimiento básicamente, al estar centrado en un lugar de cuyas vicisitudes poco se habló a la hora de rendir cuentas en la Segunda Guerra Mundial. ‘1944’ se sitúa en Estonia, república báltica invadida en aquella época en primer lugar por los soviéticos y posteriormente engullida por la expansión de la Alemania Nazi. Jóvenes del país fueron alistados en las dos milicias y, en el año que se cita en el título, enfrentados en ejércitos que peleaban por unos ideales que no eran los suyos. 

Al conjunto dirigido por Elmo Nüganen (1962) le pesa esa búsqueda de la posteridad y una frialdad emocional que lo atenaza. Se narran hechos tremendamente duros entre los que aparece una historia de amor sin que florezca una chispa de emoción. Todo es pulcro y correcto, perfectamente planificado, aunque no se logre la conexión con ninguno de los personajes, en los que apenas se profundiza. Tampoco cuaja la mezcla de géneros. Se contabiliza el drama, el bélico, el histórico con aproximación al documental y el romántico de época. Hay un hallazgo interesante y que sorprende, ese desdoblamiento del guion en un punto intermedio. Pero sí que hay valorar positivamente algo de este filme es, sobre todo, por esa luz que arroja sobre un capítulo poco tratado y que sirve de guía y punto de partida para todo aquel que quiera saber más de lo que ocurrió.

RAFAEL GONZÁLEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario