viernes, 9 de septiembre de 2016

'NUNCA APAGUES LA LUZ'. Olvidaron pagar la factura



CRÍTICA DE CINE

'Nunca apagues la luz' (David F. Sandberg. Estados Unidos, 2016. 81 minutos)

En plena era ‘youtube’ se extiende entre la industria el plan de dar oportunidades a aquellos que exhiban ingenio en esta plataforma. Es pura matemática y lógica, se trata de trasladar millones de visionados a entradas vendidas. A esta fórmula responde el estreno de ‘Lights out’, de ridícula traducción en la cartelera española, 'Nunca apagues la luz'. Es el hermano mayor de toda una colección de cortometrajes ideados por su director, David F. Sandberg y colgados en la plataforma multimedia. Así le llega la oportunidad de estirar su propuesta y llegar a las salas para ofrecer un rendimiento económico, ninguna otra cosa se podía esperar. El director ha seguido la línea marcada, piñón fijo, y con su estreno en cine empaqueta una producción floja que toca sufriendo los ochenta minutos, con una errática dirección de actores, unos involuntarios momentos cómicos y en la que el guion da todo mascado al espectador, para una digestión ligera. Nada nuevo aporta ‘Lights out’, no hay riesgo ni novedad en la propuesta si uno ha visto los cortometrajes y no se aprovecha el mayor minutaje y el tiempo disponible para desarrollar una historia mínimamente sólida. 

El punto de partida interesa, no hay nada más terrorífico que ese miedo a la oscuridad, a la nada, al vacío. La película enseña las garras en la primera secuencia y ya apenas se explora ese miedo atávico. El guion sigue esa línea de explicitud y ni siquiera en los momentos de enfrentamiento directo con el mal hay tensión alguna. El asalto nocturno final no es un punto de inflexión, es simplemente una noche más, lo que resta interés. Las escenas de transición bordean el ridículo, con secundarios completamente planos y todo queda fiado a una puesta en escena que no logra pasar de la incomodidad ante la proximidad de la sorpresa chirriante. 

‘Lights out’ es un producto para los que se inician en el terror o ni eso, tan pronto se ve como se olvida en ese limbo oscuro de las películas sin nada interesante que mostrar. 

RAFAEL GONZÁLEZ 

No hay comentarios:

Publicar un comentario