martes, 17 de julio de 2012

'LOS ARCHIVOS PERSONALES DE BERGMAN'.





CRÍTICA LITERARIA

'Los archivos personales de Bergman'
Edición: Paul Duncan y Bengt Wanselious
Editorial: Taschen.


BERGMAN Y SUS FANTASMAS

El libro que ha editado Taschen es para quitarse el sombrero. Bergman les dejó acceder a sus recuerdos personales y ellos extrajeron la sustancia de una carrera completa y repleta de cualquier estado anímico. Cada película es analizada pormenorizadamente. No faltan entrevistas, notas de diarios, lamentos, festejos… Si bien es cierto que en no pocas ocasiones se basa en escritos del propio Bergman –ya publicados- como 'Imágenes', 'La linterna mágica' o notas al principio de los guiones; la información en la gran mayoría de los casos es del todo novedosa. Desde el artículo inicial escrito por su actor y amigo Josephson se deja constancia de lo completa que va a ser la travesía. No hay ningún escrúpulo –se les felicita por eso mismo- al extraer textos que se podrían catalogar como confidenciales para Bergman y su entorno. Mención especial merecen las películas 'Los comulgantes' –muy concretamente al diario del bueno de Vilgot Sjöman- 'Saraband', 'Persona'… la profundidad de los datos es tan precisa que casi no deja imaginar nada al espectador.

También consigue que se conozca un poco más a la propia persona de Bergman y las continuas decepciones que ha causado en estrechos colaboradores suyos por la entrega a sus películas que le llevaba a imperdonables despistes emocionales; mostrándole como un egoísta muy parecido a aquellos personajes interpretados ya sea bien por Erland Josephson, Gunnar Björnstrand o Max Von Sydow. No hay duda de que es el libro más completo que existe sobre la figura del director sueco. La curva que realiza en la vida de Bergman va perfectamente desde esa ilusión inicial con su desmesura, su engreimiento, la pasión…  hasta la vejez, el temple, la madurez, el asentamiento. No se le trata simplemente como genio, sino que ahonda en su persona y sus rincones oscuros, simplemente: Ingmar Bergman.

Nada en el libro está resuelto al azar. El orden meticuloso del que hablan de cada película está acompañado de las cronologías en las que se ahonda en esa faceta tan importante o más que la cinematográfica, la labor teatral en la que Bergman siempre se sintió tan cómodo: “El teatro es mi mujer, el cine, mi amante”. Ya que el esfuerzo ha sido tan grande, se hubiese agradecido un estudio detallado de las películas que sólo escribió y que fueron dirigidas por Liv Ullmann, o aquellos proyectos que nunca vieron la luz, sirva de ejemplo 'Amor sin amante'. Todas ellas forman parte de lo que es su vida y lo que son sus demonios. Llama la atención y conviene recapacitar sobre el hecho de que si realmente Bergman no hubiese llevado la vida que llevó quizá nunca se hubiesen visto estas películas. La gran mayoría de ellas están basadas en experiencias personales. Las heridas estaban abiertas y es posible que a través del celuloide consiguiese su método de exorcizar el ingrato demonio de la angustia y la ansiedad.

Capítulo aparte merecen las notables fotografías que acompañan al libro. Dejan constancia de esa evolución de un tiempo y detalles de una larga vida. Sí, es cierto que Taschen mima las instantáneas de un modo siempre preciosista, pero al ser una edición tan cuidada, el elegir un formato tan grande, aunque dificulta su lectura –siempre y cuando no haya una mesa al lado para apoyar el libro- sirve para mostrar la imagen del mismo modo preciosista que Bergman lo hacía en sus películas.

Esta edición que los amantes de Bergman verán como la más completa que ha existido, viene acompañada por una sorpresa final: una joya por todo lo que representa. Incluye un DVD dividido en cuatro capítulos en los que se puede apreciar al Bergman de sus comienzos con imágenes tomadas por el mismo –u otros- en lo que corresponde a 'El séptimo sello', 'A través del espejo' o 'Noche de circo'. La voz narradora informa de ciertas semejanzas entre las historias y la vida del director. También se incluyen los anuncios publicitarios que el director sueco realizó para una firma de jabones. Se aprecia con detalles los rodajes y los preparativos –que es donde vemos trabajar a Bergman de verdad, ya sea con los actores o los técnicos- de sus películas 'Sonata de Otoño', 'Creadores de imágenes' y 'Saraband'. No había mejor acompañamiento para el magnífico homenaje que ha editado Taschen.

El libro está en inglés pero han tenido la delicadeza de editar una separata conjunta en la que viene traducida al castellano.

Sería importante que algunas editoriales tomasen nota de lo que han elaborado en Taschen y se dignasen a traducir textos de Bergman como 'Tres diarios' o sus guiones inéditos que ya están en circulación en otros países. ¿Por qué nunca llegan aquí esas traducciones? La eterna pregunta sin respuesta.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario