domingo, 28 de octubre de 2012

'LA LITERATURA EXPLICADA A LOS ASNOS'. José Ángel Mañas




CRÍTICA LITERARIA

'La literatura explicada a los asnos'
Autor: José Ángel Mañas
Editorial: Ariel
Año: 2012
Páginas: 277


SOBERBIA INFUNDADA

La primera incursión de José Ángel Mañas en el terreno del ensayo se salda con una aventura bastante pobre, debido al aparente estado de pasotismo del escritor en el campo de la investigación. El prólogo ya es toda una declaración de intenciones en cuanto al trabajo de encargo al que se enfrenta y sus ganas –pocas- acerca del mismo. Solicita una disculpa antes de que comience la lectura.

Todos los capítulos que van desde la poesía a la literatura posmoderna son tremendamente desiguales, con una mirada muy estrecha y en muchos casos sospechosa más que polémica.

Pese a su manifiesto desconocimiento del teatro, el capítulo dedicado al género posiblemente sea el más completo de todos. La pequeña radiografía dedicada a Jardiel  es acertada, al igual que ciertas disecciones sobre Lope o Calderón.

Resulta una constante su desconocimiento en la materia sobre la actualidad creativa –al igual que en la Universidad que se considera literatura actual la fechada en los 90-. Ni en novela, ensayo, teatro… es capaz de escribir con lengua propia ni de conocer nada de lo que se realiza en la actualidad. Sus motivaciones son tan pobres que entristecen –aunque se vanaglorie de ellas-.

En este aparente ensayo todo está radiografiado con una perspectiva tan estrecha como carente de interés. Hay pequeñas salvedades como pueden ser algunos comentarios sobre Aldecoa o algunos poetas como Manrique, pero son pequeños tributos que poco compensan. La caradura se alía con Mañas cuando reproduce cuentos enteros u opiniones de otros escritores tal cuales, sin ni siquiera ponerse colorado. Parece más un buscar rellenar páginas para llegar a un número mínimo que un recurso que aporte sustancia.

Más interesante resulta su opinión acerca de las adaptaciones que han realizado de sus libros, es muy recomendable ver al escritor frente a su obra en la gran pantalla. Es lo único razonable que tiene el apartado dedicado al cine, lo demás no vale nada y el autor se deja en evidencia continua.

El peor cariz del desconocimiento es la soberbia y de eso Mañas hace gala constantemente. Emplea sentencias que son tan pobres como ridículas. Para realizar un ensayo sobre literatura hace falta leer y no basarse en chascarrillos y en comentarios ajenos.

Lástima, quizá alguna vez, Mañas, pueda volver por sus fueros novelísticos –´Soy un escritor frustrado´ o ´El caso Karen´ son muy interesantes- con más acierto que lo que es en el campo del ensayo literario o lo que sea este juego pseudointelectual que ha escrito.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ  

No hay comentarios:

Publicar un comentario