miércoles, 7 de noviembre de 2012

'EL TRAJE'. Entre Beckett y el 'thriller'


CRÍTICA DE TEATRO

'El traje'
Texto y dirección: Juan Cavestany
Teatro Galileo (Madrid). 25 de octubre de 2012

El camino que está recorriendo Juan Cavestany desde su película 'Dispongo de barcos' está alcanzando cimas creativas más que interesantes. Su originalidad y su estilo están consiguiendo que sus creaciones, ya sean cinematográficas, como 'El señor', o teatrales, como su reciente obra, 'El traje', sean productos muy serios y muy por encima de lo que viene ofreciendo el cine español o un buen número de obras que se estrenan en teatros públicos a día de hoy.

'El traje' combina perfectamente los elementos del absurdo con muchas claves del género negro y sale airoso e incluso fortalecido. Su inicio es directo y consigue atrapar al espectador mediante esos diálogos aparentemente sin sentido y vertiginosos. La atmósfera creada por el sonido mediante las ofertas de unos grandes almacenes en las rebajas y esa luz gris de despacho impersonal generan un cierto clima de destemplanza que contrasta con gran ingenio con la situación que da origen a todo: una pelea entre una anciana y un hombre por conseguir un traje rebajado.

Contar con dos actores de la talla de Luis Bermejo – su personaje bien podría ser una continuación del que hizo en 'El señor'- y Javier Gutiérrez consigue que todo tenga un impacto mayor. Su compenetración es idónea para mostrar a dos personas perdidas en sus abismos personales, sus rutinas, sus anhelos, sus fracasos… y todo con ese toque tan propio que ofrece un Cavestany en estado de gracia.

La trama avanza y los elementos que sugiere el texto acompañados por la puesta en escena –u ese vestuario tan apropiado y espeluznante- ayudan a potenciar ese ambiente de esperas, secretos, vacíos y posibles huidas. Los actores se mueven con cautela, no hay artificio en sus acciones, nada es impostado aunque la resolución se alarga un poco; nada hubiese ocurrido si se reduce en diez minutos la duración.

Ver propuestas tan originales siempre resulta sugerente. Si Cavestany continua por este camino será una de las voces más originales de la creación española –siempre y cuando se aparte o al menos coja distancia,  de sus proyectos comerciales y bastante vacíos que realiza con Animalario-.

IVÁN CERDÁN BERMÚDEZ  

No hay comentarios:

Publicar un comentario