miércoles, 3 de diciembre de 2014

'EXISTS'. Big foot, mano larga


CRÍTICA DE CINE

'Exists' (Eduardo Sánchez. Estados Unidos, 2014. 86 minutos)

El 'found footage' (o 'metraje encontrado') es para Eduardo Sánchez como uno de esos viejos amores que nunca se desvanecen. Pasa el tiempo, el recuerdo perdura y el anhelo por el reencuentro se incrementa. Tres lustros aguantó Sánchez antes de volver a demostrar su pericia con esta técnica ya generalizada en el área del terror. Arrancó la moda con ‘The Blair Witch Project’ y ahora, tras una irregular trayectoria, la retoma con ‘Exists’. La bruja ahora muta en un gigantón peludo que habita los bosques de la Texas profunda. Es el ‘big foot’, entrañable icono estadounidense que en ‘Exists’ se muestra tan sentimentaloide –Sánchez no oculta su cariño por la criatura, escuchen sus sollozos- como proclive a exhibir una mano, mejor dicho garra, demasiado larga.

Lo mejor de ‘Exists’ es que va directa al meollo. El cineasta sabe lo que tiene entre manos, lo que busca el público y los recursos para hacer efectiva su propuesta. Incluso añade un plus a un género, el del found footage, sobreexplotado, con el uso de microcámaras que permiten contemplar la acción desde una rica variedad de de ángulos. El guion, por lo demás, es todo lo plano que se cabría esperar, en sintonía con la inteligencia exhibida por los cinco chavalotes que se disponen a pasar unos días en una cabaña en lo profundo del bosque. Es interesante advertir cómo se juega en algunos diálogos con el miedo que instauró la figura del ‘big foot’ en diferentes hornadas de infantes estadounidenses, ese imaginario que tantas horas de sueño les robó.

Exista la criatura o no, y ahí la película no deja dudas, puede que ‘Exists’ sea una de las piezas de terror mejor hechas recientemente desde una posición clara de cine sin demasiadas aspiraciones. Tiene ritmo, un protagonista carismático y que se deja ver más de lo habitual en este tipo de producciones, unas localizaciones de cuento alrededor de la hoguera y una resolución que vuelve a demostrar, una vez más, que la palabra monstruo exige una redefinición con urgencia.

RAFAEL GONZÁLEZ

2 comentarios:

  1. Gran crítica, aunque hubiese agradecido que la película hubiese tenido un trabajo màs serio de guion. La dirección es muy acertada, muy de acuerdo con sus palabras,
    Guillermo Carnero

    ResponderEliminar
  2. Completamente de acuerdo, el guion está completamente arrinconado, personajes aplanados y sin ningún desarrollo y todo centrado en la puesta en escena. En cierta forma es un cine de terror elegante muy ochentero con tecnología puesta en manos de un buen director de género.
    Rafa

    ResponderEliminar