lunes, 26 de diciembre de 2016

'THE MONSTER'. El miedo que nos acecha



CRÍTICA DE CINE

'The Monster' (Bryan Bertino. Estados Unidos, 2016. 90 minutos)

Hay producciones cuyos mimbres a primera vista no llaman especialmente la atención. Madre e hija con problemas de desarraigo, de enrevesada relación y figura paterna ausente. Emprenden un viaje que puede ser el de la despedida definitiva, al ceder la custodia al padre. Durante el camino deberán enfrentarse al pasado que escribieron en común, un presente amenazador y a esos miedos latentes que solo afloran en situaciones difíciles. 

Es ‘The Monster’ bajo su apariencia sencilla y 'low cost' un trabajo sumamente apetecible para los que busquen algo de fondo y no solo estímulos sensoriales. Bryan Bertino arma hasta el momento su mejor película con delicadeza e inteligencia, haciendo frente a las deficiencias presupuestarias que se evidencian en determinados instantes. Estira una historia mínima a base de flash-backs que definen con acierto la relación maternofilial, sin demasiadas estridencias. Se insertan en instantes puntuales y sin que rompan la intensidad del núcleo central, un enfrentamiento en las profundidades de un bosque a cara descubierta. Allí no solo está el monstruo que revela el título y con el que todos los niños se han enfrentado en su infancia, sino también el abismo que separa a ambos personajes y lo que sienten, todo puesto a prueba frente a una situación límite inesperada. 

Bertino explora la psicología de sus personajes dejando que se expresen a base de miradas y casi a monosílabos. Juega con los miedos y traumas infantiles (oscuridad, animales del bosque, soledad) y muestra a cara descubierto los síntomas del desarraigo familiar  Lo hace con dos actrices que le acompañan en su propuesta de principio a fin. Zoe Kazan llevaba bastante tiempo perdida en comedias insípidas y aquí demuestra que hay una intérprete consistente, que sabe aguantar hasta en su metamorfosis ‘ripleyniana’, sin querer aventurar más. El hallazgo es el de Ella Ballentine. La joven sostiene el andamiaje emocional y psicológico de un filme que aunque se disfrace de terror (miren su excepcional cartel promocional) lo que busca es indagar mucho más adentro, incluso dejando en el aire posibilidades en su desenlace que dan para largas reflexiones. Habrá a quién se le quede corta, el que eche de menos más tensión e incluso la hemoglobina, pero ‘The Monster’, cocida a fuego lento, juega y defiende, con acierto, otras ideas. 

RAFAEL GONZÁLEZ TEJEL

No hay comentarios:

Publicar un comentario